PALACIO DEL CONDE DEL VALLE DE SÚCHIL

ARQUITECTURA

Las características que dan cuenta de la maestría con la que fue construida la Casa del Conde del Valle de Súchil señalan que fue edificada poco después de la mitad del siglo XVIII. Los estípites de la portada, la presencia del mismo tiempo de las pilastras y columnas de una sobriedad de raigambre clásico y el vocabulario decorativo de tipo rococó señalan esa fecha. Su hermosa fachada ochavada, que con su portada le daba la bienvenida a la plaza franciscana que se extendía al frente; sus arcos, con claves colgantes sin columna y su hermoso patio, cuyo emplazamiento en diagonal le da una vista única. Todo esto sin mencionar la pintura mural que se conserva desde el siglo XVIII en el descanso de la escalera principal.

En el diseño de la portada de la casa, es evidente el deseo de delimitar el conjunto con elementos fuertes, como lo son las pilastras de sillares de cantera, rematadas en la cornisa superior por dos grandes pináculos. También es claro que se quiso concentrar la riqueza de adornos en el segundo cuerpo o nivel. Así, mientras en el primer cuerpo la puerta está enmarcada por pilastras rectilíneas, el segundo cuerpo también se dispone alrededor de una puerta que, en este caso, se abre a un balcón, protegido por un espléndido barandal antiguo en hierro forjado, enmarcado con estípites y tableros cubiertos por relieves.

Por la puerta principal se pasa al primer patio a través de un zaguán. De inmediato, llama la atención el arco con clave colgante en el corredor frente a la entrada. El patio es un espacio rodeado por cuatro corredores con arcos y columnas cubiertas por relieves en zigzag. En el corredor sur del patio, otro arco con clave colgante introduce la escalera compuesta por dos rampas, que da al segundo patio de la casa.

Son de mucha importancia los trozos de pintura mural original. La casa actualmente ostenta la pintura que corresponde a su acabado porfiriano, pero quedan algunas muestras de la pintura del siglo XVIII. La más grande está en la pared de la escalera que relaciona los dos patios. Notabilísimas también son las puertas originales, talladas en combinaciones de varios tipos de madera. Finamente, se conservan muchas de las vigas originales y del tablazón de los techos en los cuartos.